viernes, 15 de abril de 2011

LA TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA

Amnistía
J. Genovés


El desmantelamiento del franquismo lo llevó a cabo el primer gobierno de Adolfo Suárez que inició un proceso democratizador a partir de la propia legalidad. Concedió una amnistía el 30 de julio de 1976 y realizó la Ley para la Reforma Política, aprobada por las Cortes, aún franquistas, y después en referéndum a fines de 1976; por la que se establecía el bicameralismo y el sufragio universal en la elección de ámbas cámaras.
Al mismo tiempo comenzó a mantener contacto con los líderes políticos de la oposición iniciándose un proceso de legalización política  de partidos en la clandestinidad como el PSOE y el PCE. Ambos aceptaron la monarquía como forma de gobierno abandonando la ideología republicana. La oposición de las fuerzas conservadoras ante la legalización  del partido comunista, enemigo del régimen franquista, no se hizo esperar y explicitaron de forma contundente su protesta.
Suárez continuó negociando y adoptando medidas como la disolución del Sindicato Vertical, del Tribunal de Orden Público y del propio Movimiento Nacional.  El terrorismo obstaculizaba el proceso de transición democrática. Bandas armadas como ETA y GRAPO protagonizaban mortales atentados, y secuestros, mientras la extrema derecha asesinaba a cinco abogados laboralistas adscritos clandestinamente al PCE en la calle de Atocha de Madrid en  enero de 1977.
Ante la inminente convocatoria de elecciones generales y democráticas en junio de 1977, los partidos políticos se agruparon en las siguientes formaciones:
+ UCD. Unión de Centro Democrático. Partido fundado y liderado pro Adolfo Suárez. Fuerza heterogénea que agrupaba a democristianos, liberales y socialdemócratas
+ AP. Alianza Popular. Partido de derechas liderado por Manuel Fraga. De carácter autoritario y conservador.
+ PSOE. Partido Socialista Obrero Español, liderado por Felipe González
+ PCE. Partido Comunista de España, liderado por Santiago Carrillo
+ Partidos nacionalistas vascos y catalanes, fundamentalmente entre los que destacan CiU Convergencia i Unió, y el PNV, Partido Nacionalista Vasco.
En las elecciones resultó victoriosa la UCD (165 diputados) seguida del PSOE (115) y los fracasos de  PCE (20) y AP (18). El nuevo gobierno surgido tras las elecciones tenía que acometer dos retos importantes, por un lado frenar la crisis económica y por otro elaborar un texto constitucional que consolidara el nuevo estado democrático. Para ambas cuestiones se llegó a un consenso entre gobierno y oposición. En el terreno económico se formaron los llamados Pactos de la Moncloa (octubre de 1977) que consiguieron frenar la tendencia negativa de la economía, reduciendo la inflación  y el déficit presupuestario, aunque no el paro. La elaboración del texto constitucional vio su término con la aprobación en referéndum el 6 de diciembre de la Constitución de 1978.
La Constitución de 1978 fue fruto del consenso de las fuerzas políticas sabedoras de la necesidad de dotar al estado español de un texto constitucional acorde con los tiempos y capaz de asegurar la estabilidad y gobernabilidad del país. Redactada por una Comisión integrada por miembros de UCD, PSOE, PCE-PSUC, AP y CDC fue aprobada por las Cortes y sometida a referéndum, siendo mayoritariamente aprobada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada